Logo del IIBCE

SEMINARIO 2019

 

El Seminario IIBCE es un ámbito de discusión científica abierto a todas las áreas de trabajo de todas las instituciones que hacen investigación en el Uruguay. La propuesta 2019 continuará con los objetivos del Seminario 2018, a saber:

  • Formar a los científicos jóvenes en una cultura de intercambio abierto y presentación regular de resultados, potenciando su capacidad de comunicación científica.

  • Fomentar la discusión de problemas científicos para  enriquecer tanto el trabajo experimental como el análisis de los resultados a través de la presentación ante un público experto.

  • Estimular la interacción entre los diversos grupos de investigación del l IIBCE y del resto del País, creando así un espacio para el abordaje multidisciplinario.

  • Generar Oportunidades de intercambio para los científicos en formación, tanto con investigadores locales como visitantes consolidados.

  • Contribuir a dinamizar el intercambio cordial entre científicos de nuestro medio, brindando especial visibilidad al IIBCE dentro de la comunidad académica.

Las conferencias serán todos los miércoles a las 11:30 en el salón de actos del Instituto.

 

 

Seminario 23 de octubre - 11:30

 

Dra. Federica Moreno.

Departamento de Biodiversidad y Genética. IIBCE.

Departamento de Arqueología, Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación, UdelaR.

 

Titulo: "Aplicación de herramientas moleculares para la comprensión de la relación entre los indígenas y el venado de campo en la prehistoria de nuestro país"

Los indígenas que habitaron nuestro país en los últimos 5000 años, utilizaron diversos animales como fuente de alimento, piel y otras materias primas. En la región de Rocha, las investigaciones arqueológicas muestran que una de las especies más intensamente explotada fue el venado de campo (Ozotoceros bezoarticus). Esta explotación se extendió desde al menos 3500 años atrás, hasta la llegada de los europeos.

Las sociedades prehistóricas de esta región construyeron miles de montículos de tierra (cerritos de indios), y se caracterizaron por un creciente sedentarismo, posser arquitectura pública y lugares formales de inhumación, y practicar horticultura de recesión. Al mismo tiempo, la ubicación de los sitios con cerritos de indios indica que, en épocas posteriores al 3000, los mismos cumplían funciones de control territorial, emplazándose en lugares de paso, puntos con amplia cobertura visual y puntos de concentración de recursos.

El estudio de los restos de fauna recuperados en los cerritos muestra una clara preferencia por el venado de campo, la nutria (Myocator coipus) y el apereá (Cavia apereá), menor importancia del ciervo de los pantanos (Blastocerus dichotomus), y muy escasa presencia del carpincho (Hydrochoerus hydrochaeris) y el ñandú (Rhea americana).

Una de las estrategias posibles de gestión de este cérvido, en el contexto social de estos grupos, puede haber involucrado técnicas de control de animales salvajes, en un escenario de manejo de rebaños de venados.

Una de las formas de aproximarse a esta interrogante es utilizando herramientas moleculares para el abordaje del ADN antiguo presente en las muestras arqueológicas. Se trata de un ADN muy degradado, y del que se recuperan fragmentos muy pequeños.

Hasta el momento, se han realizado extracciones de 4 muestras de venado de campo del mismo sitio arqueológico con dos abordajes diferentes, uno tradicional y el otro por NGS. Los resultados obtenidos hasta el momento muestran que los restos recuperados en este tipo de sitios son aptos para los estudios de adn antiguo y que hay una probable subestimación de la presencia del guazubirá (Mazama gouazoubira), especie muy escasa en el registro arqueológico, planteando aún más interrogantes que deberán ser abordadas en el futuro. 

 

Galería de fotos - #SEMINARIOIIBCE

 

Previous Next